Fruncir con prensatelas de fruncido

Otro día os hablé sobre los prensatelas para ojales, hoy toca el turno del prensatelas de fruncido.

Antes de nada, esta no es una entrada patrocinada y tampoco será un tutorial. En la red podéis encontrar millones de tutoriales: fruncir con elástico, fruncir con una, dos, tres lineas de puntada, fruncir con zigzag, etc..
Yo aquí solo quiero dejar escrito una opinión y como siempre mis modestas pruebas que pueden servir de ayuda a alguien que tuvo la misma duda que yo.
Hacía un año que tenía ganas de un prensatelas de fruncido pero me echaba para tras no saber como regular el largo del fruncido.
En los patrones de costura por ejemplo puedes encontrar unas marcas para fruncir a “x” distancia. Cuanto ajustar el largo y la tensión del fruncido para encajar a la distancia solicitada? La respuesta siempre era la misma, verificar el largo y la tensión haciendo pruebas! Eso me parecía un rollazo, si tienes que fruncir la copa de una manga para encajar en una sisa, coses directamente dos hiladas de puntadas y frunces a mano.
Mi problema es que me encantan los fruncidos de las ropas, en contrapartida, fruncir no me mola nada. Además siempre me salen zonas con frunce y zonas con casi nada de frunce.
Así que me lancé y compré el dichoso prensatelas!
La conclusión que llegué es que es muy sencillo de usar y de llegar a la distancia que quieres.
Hacer pruebas siempre viene bien para tener dominada la técnica pero muchas veces no tienes ni un suspiro de tela para eso. Hoy me harté de hacer pruebas con los dos tipos de tela que suelo usar y fueron suficientes para aclarar mus dudas.
En las fotos de abajo siempre fruncí un largo de 10cm (de 10cm – tanto de fruncido),  la “L” es el largo de puntada , “A” es ancho de puntada y la “T” la tensión.

Los mejores resultados de fruncido con puntada recta fue usando un largo máximo de puntada, en mi caso 5 y tensión normal tanto con un algodón normal como un jersey con elastano. Así se consigue ajustar a mano el fruncido para más o menos si no alcanzas la distancia solicitada en el patrón. También se consigue coser con la tensión a 0 y el fruncido sale igual a un fruncido con tensión normal, más fácil aún para ajustar la distancia.

Con un largo de puntada muy bajo, menos fruncido pero aumentando la tensión se consigue más fruncido. Usar una tensión alta impide que se maneje el fruncido después, punto negativo por si necesitas llegar a una distancia concreta.
Probé fruncir con puntada zigzag ya que las telas elásticas son mis preferidas. Aquí mantuve el largo máximo de puntada y cambié el ancho del zigzag, cuanto menor el ancho mejor queda el fruncido. Cambiando la tensión al máximo frunce más, sin embargo es peor para coser.

No veo grandes diferencias entre usar puntada zigzag y recta, es más sencillo fruncir con puntada recta, foto abajo.

En resumen, me ha encantado el prensatelas, según la tela puede variar los parámetros pero para las telas que uso seguramente  usaré tensión normal a cero, máximo largo, puntada recta y ajuste a mano. 
Si llegaste hasta aquí es porque eres una valiente leyendo! :-))) jajajaja.

Te puede interesar

Deja un comentario

Siguiente Entrada
Esta semana compré dos prensatelas nuevos para mi máquina, hoy…